miércoles, 2 de noviembre de 2016

Qué me parece más dificil del idioma búlgaro



Siempre intento hablar de lo positivo cuando hablo de Bulgaria o de la lengua búlgara: en cada lección que publico intento explicar las cosas haciendo hincapié en las similitudes que existen entre ambas lenguas. Pero creo que también es bueno hablar de lo malo, o por lo menos de lo difícil. Por eso voy a contaros qué es lo que a mí me parece más difícil de este idioma después de haberlo estudiado intensivamente durante cuatro años, y lo que creo que es difícil a rasgos generales para un estudiante hispano, ya que evidentemente para un serbio o ruso será mucho más fácil de aprender que para un español o un francés. 

Los aspectos verbales

Una peculariedad en las lenguas eslavas es la existencia de aspectos verbales: imperfectivo y perfectivo. Digamos, que los verbos tienen dos formas, y no podemos estudiar solo una. Hay que estudiarse las dos como una pareja. Por ejemplo el verbo ir en presente es отивам, pero no basta con saber eso. Hay que aprenderse la pareja отивам/да отида. El primer verbo es imperfectivo y el segundo perfectivo. Отивам se usa en presente, y futuro y pasado imperfecto, es decir, para periodos largos, procesos, en el tiempo (iba, estube yendo, iré cada día). Отида, sin embargo, lo usaremos solo en futuro o pasado perfecto, es decir, para designar acciones acabadas (iré, fuí).

Realmente esos matices existen en español, pues no es lo mismo decir comía que comí... Pero mientras que en español es un mismo verbo y de ahí conjugamos los tiempos verbales, en búlgaro tienes que partir aprendiendote DOS verbos. Y esto al principio es un lío. Es un concepto difícil de asimilar, pero creo que al tiempo, como todo, se aprende y incluso se deducen las parejas perfectivas de los verbos imperfectivos. Es decir, cuando yo busco un verbo en el diccionario (normalmente los diccionarios solo dan la pareja imperfectiva del presente), yo deduzco cómo será su correspondiente perfectivo. ¡Y casi siempre acierto! 

Los tiempos verbales

Los tiempos verbales siempre hacen más difícil la tarea. Incluso aunque en tu propia lengua, como es el español, haya muchos tiempos verbales, siempre es un impedimento tener que asimilarlos. Es más, en búlgaro hay tiempos verbales que usamos en español (hasta aquí perfecto), pero hay un modo verbal que en español no tenemos, y es el modo narrativo. 

El modo narrativo

El modo narrativo no es un tiempo verbal, sino un modo gramatical. Mientras que en español tenemos indicativo, subjuntivo y imperativo, en búlgaro existe el indicativo (изявително наклонение), imperativo (повелително наклонение), condicional (условно наклонение) y el modo narrativo (преизказно наклонение). Los tres primeros están claros, ¿verdad? pero... ¿qué es eso del modo narrativo? Pues bien, es una forma del verbo que se usa para hablar de acontecimientos históricos, para narrar historias o cuentos y para hablar de algo que no has visto.

Por ejemplo, si voy a contar algún episodio histórico o voy a hablar de que alguien ha hecho algo y yo no he sido testigo, no puedo usar el indicativo, sino el modo narrativo.

No voy a explicar detalladamente su formación porque es largo, ya que al ser un modo gramatical, puede emplearse para todos los tiempos verabales. Pero si diré que su formación es fácil: hay que coger el participio del verbo en pasado y añadir las formas del verbo съм menos para la tercera persona. Por ejemplo: Цар Калоян оглавил държавата в един момент, когато (...). Uso оглавил y no оглави (pasado aoristo 3ª persona), porque es un acontecimiento histórico y no puede usarse pasado de indicativo sino pasado en modo narrativo. 

Los números 


No es broma. Los números es una cosa por lo general difícil en cualquier idioma. Aunque hayan pasado varios años, aunque ya tengas soltura hablando, fácilmente se confunden los números. Y también es difícil asimilarlos en la cabeza. ¿No os ha pasado a veces lo de confundir fifty y fifteen? ¿O que os pregunten por vuestro número de teléfono y aunque estéis hablando en una lengua extranjera, pensáis los números en vuestra lengua materna y os cuesta traducirlos?

La comprensión

Creo que esto es difícil en cualquier idioma. En español por ejemplo es un problema bastante generalizado ya que tiene muchas variedades dialectales y incluso entre nosotros a veces nos resulta difícil entendernos. Por poner un ejemplo, yo tengo muchos familiares que hablan usando palabras dialectales, acortan las frases y tienen un marcado acento gaditano. No solo un extranjero que estudia español tendría muy difícil entenderle sino también un español del norte. 

En búlgaro, como en cualquier idioma, aunque tenga poco más de 10 millones de hablantes, tiene sus características dialectales. Luego está la lengua coloquial, la jerga... Y la edad. No es lo mismo cómo habla un niño, cómo te hablará un anciano, cómo lo hará un hombre de mediana edad que vive en Bansko, una chica jóven que vive en Sofía o una mutra con la cabeza rapada. Cada grupo social tiene su determinado léxico y forma de hablar, y esto es una cosa a la que hay que enfrentarse. 

Hablando con gente, y escuchando, te darás cuenta de que mucha gente no dice какво, sino квó. Таmpoco dicen сега, sino ся. Y en lugar de който, muchos usarán дето. Escucharás frases como ся щи дам! (сега ще ти дам). Y esto no es nada... ¡Pero ánimo y constancia! 

Y a vosotros, ¿qué os parece más difícil de la lengua búlgara?

¡Síguenos en facebook y entérate de todas las novedades!

Entradas relacionadas:

0 comentarios:

Publicar un comentario