jueves, 8 de enero de 2015

Una pequeña reflexión hacia muchos profesores de lenguas extranjeras


En clase de Español como Lengua Extranjera, la profesora nos insiste en la necesidad de enseñar el vocabulario en clase; nos explica que la gramática es importante pero no lo fundamental, ya que el vocabulario es lo esencial para la comunicación. Nos explica cuáles son los distintos métodos para hacer una clase amena, cómo atraer la atención de los alumnos mediante canciones, videos, películas, e incluso juegos. Nos dice que lo más importante es desarrollar la competencia comunicativa, es decir, ser capaz de transmitir una información.

Es una asignatura que sin duda considero absurda y sinsentido, puesto que quien hace una filología no hispánica, no tiene por qué querer necesariamente dedicarse a enseñar español a guiris, pero esta mierda de asignatura me ha hecho reflexionar sobre una cosa: ¿por qué todos esos trucos, esas teorías, que nosotros tenemos que conocer ahora y aplicar cuando seamos profes de español, no las aplican nuestros profesores de las lenguas que estudiamos en esta misma universidad? ¿por qué no nos enseñan a comunicar, a conversar, a hacer oído con audiciones, y nos obligan a aprender listas interminables de palabras, así en seco, sin ponerle lo más mínimo de contexto?
Señores catedráticos, ¿por qué no os actualizáis un poquito? ¿No va siendo hora de que os déis cuenta de que este método de enseñanza de lengua que usáis es el que se empleaba para enseñar el latín y que las lenguas que (malamente) enseñais, a diferencia del Latín, SE HABLAN, y por tanto, hay que hacer hincapié en la COMUNICACIÓN, y no esencialmente en la gramática?

0 comentarios:

Publicar un comentario