lunes, 8 de diciembre de 2014

Sobre el radicalismo de Podemos

Pedro Sanchez lanzo hace poco una interesante pregunta a Podemos, y decia asi "tenéis que decidir si sois anticapitalistas o socialdemócratas".

Es una pregunta interesante teniendo en cuenta el abismo que hay entre lo que los Medios pretenden hacernos creer sobre Podemos, que son unos marxistas bolivarianos, y el trasfondo de sus medidas economicas: el keynesianismo.

No hay que ser un gran conocedor del marxismo para afirmar que Podemos nada tiene que ver con ello, pues en ningun momento

*Podemos habla de clases sociales
*Podemos cuestiona el trabajo asalariado
*Podemos cuestiona el sistema capitalista

En contraste a todo lo anterior, Podemos, como organizacion de trasfondo socialdemocrata, habla de terminos como ciudadania, emplea mensajes contra "el poder exacerbado de los mercados", sin cuestionar la esencia del mismo, y como movimiento que pretende llegar a toda la mayoria, tiene un discurso  patriota, de ensalzamiento de la nacion, frente a los males exteriores.

No hace falta mencionar nada mas para demostrar que Podemos nada tiene que ver con el marxismo. Es la pseudosocialdemocracia del PSOE, que tan vendida esta ya al sistema que pretende mejorar maquillandolo, la que quiere crear una alarma social ante su evidente y razonada derrota.

Este mensaje no es tanto una critica a las ideas de la nueva formacion sino a todos aquellos que insultan a Podemos usando terminos como "marxista", "comunista", "radicales", etc...


Tachar a Podemos de comunista muestra tanta ignorancia respecto a la Teoria Politica y al marxismo que con unas simples y escasas definiciones de marxismo se rebate. El hecho de que Pablo Iglesias cantara borracho La Internacional, que se declara comunista en tal entrevista, o que Monedero fuera asesor de Chavez y el bolivarismo no convierten en absoluto a esta formacion en comunista, sino todo lo contrario, pues, el comunismo nada tiene que ver con un megaestado tan capitalista como los demas, aunque ese es otro debate.
En definitiva, no hay que ser tan ingenuo y afirmar que porque Pablo Iglesias afirmara ser comunista, esto iba a convertirlo en tal, pues ser comunista no consiste en haber alardeado de ello en una vida política pasada, sino de procurar practicarlo en el presente; y está claro que la praxis política de la nueva formación, por mucha "nueva política", y por mucho "asamblearismo" que cante, no hace un análisis mínimamente comunista de la realidad económica. Recurre a cuestiones transversales, que todos, hasta los burgueses más humanistas, critican: corrupción, paro, miseria, etc... Poner sobre la mesas esas trágicas cuestiones sin una crítica realmente radical, al sistema que lo genera, no es de marxista, ni de comunista. Ser radical, me temo, no es admirar a otro Estado y a líderes populistas que se autodenominan nuevos zares del socialismo actual. Ser radical es desmontar de arriba abajo este sistema que nos exprime: el capitalismo. Y para ello hay que cuestionar todo: la acumulación del capital, la plusvalía, el trabajo asalariado, las clases sociales. No nos conformamos con medias tintas; lo queremos todo.


SOCIALISMO O BARBARIE


0 comentarios:

Publicar un comentario