sábado, 1 de noviembre de 2014

Entrevista a Sarah Rasines


Entrevista a Sarah Rasines (Burgos –Castilla y León-, 1983). Licenciada en Bellas Artes en la UPV. Experimenta con el espacio y el sonido y ha montado diversas exposiciones en lugares como Burgos, Valencia o Bilbo. Además de compositora y videoartista Colaboradora en varias páginas web y lugares dedicados al arte y la música, es uno de los nombres más innovadores en el estado español en lo que se refiere a las, muchas veces, mal conocidas “artes sonoras” contemporáneas.


Entrevista a la compositora de música electrónica y experimental Sarah Rasines que acaba de participar en el Foro de Arte y Música “ESCUCHA ERRANTE”, celebrado el museo y espacio bilbaíno WASP.

No es que haya menos mujeres haciendo música. Es que, todavía hoy, se nos conoce menos”

Eduardo Nabal: Hola Sarah. Sigues en la brecha de un trabajo no tan nuevo pero poco conocido. ¿Cuándo dejaste de oír y empezaste a escuchar?

Sarah Rasines: La música ha sido para mí siempre algo vocacional. Podía escuchar sin miedos, creo que he aprendido muy pronto a escuchar. Claro, luego en la carrera de Bellas Artes surgieron la eclosión de tecnologías y estas me llevaron a la música electrónica y a experimentar poniendo música a videos y clips sobre todo realizados por mí misma pero también de otros. Los conciertos de música techno, minitechno o experimental siguen siendo minoritarios aunque se van rompiendo prejuicios.

E.N: Hace poco leí que la música clásica era esencialmente patriarcal, la música rock viril y fálica y la música dance y sentimental destinada, sobre todo, a los gays. ¿Sonde situamos a las mujeres en tan horrible generalización?

Sarah R: Desde la música antigua ha habido mujeres que han encontrado brechas o huecos por donde hacer música. En la clásica, el rock y en el dance. Otra cosa es que sus nombres sean menos recordados, sobre todo si no actúan para las masas. La cosa va cambiando pero no es que seamos menos es que se nos conoce muy poco. Si desafías a alguien que te diga el nombre de una compositora de bandas sonoras es muy dificil que lo sepa, aunque las hay. Pero eso pasa todavía en otros campos del arte, en el que las mujeres deben demostrar doble valía y además darse a conocer.

E.N: El techno nació oficialmente en los ochenta. A mucha gente le sigue resultando algo frío ¿Se puede llorar oyendo música tecno?

S.R: Bueno el techno surge en los ochenta como estilo pero su origen está , sobre todo, de los sonidos que se producían en las fábricas, las cadenas de montaje. De ahí nace el sentido de la repetición, reivindicado por gente como Deleuze en su distanciamiento del bergsonimo. La música apoyada en tecnología experimenta con la repetición, la reiteración y lo n nuevos sonidos. No todo el público es receptivo a esto ni lo será nunca pero es una forma muy completa y variada de hacer música. Pero claro hay que acostumbrarse a nuevos estilos.

E.N: Podemos ver algunos de tus trabajos en Vimeo. Es admirable la autocontención con la que pones pocas notas a muchas imágenes. Eso supongo será dificil cuando puedes lucir todo tu talento.

S.R: La gente agradece que la música sea la ajustada, la apropiada y también el uso de los silencios, un campo poco valorado. He tenido etapas desde la música experimental al minitechno o la diversificación de las músicas electrónicas. Pero no me gusta agobiar al espectador, al estilo de Philip Glass, si la película o el clip no lo necesitan. Hay varios trabajos míos, documentales o experimentales con su dimensión social disponibles en Vimeo pero no me he estancado nunca en un estilo fijo. Y el contacto con el público sigue siendo necesario y gratificante. 
 
E.N: ¿Hay quien dice que un día las tecnologías harán toda la música y otros que piensan que al revés, cuantas mas posibilidades tecnológicas o virtuales hay mayor campo y responsabilidad del músico/a?

S.R: Bueno, ha pasado con muchas parecidas con anterioridad. Creíamos iban a matar un arte y solo surgió otro arte. Como la fotografía y la pintura. No debemos desconfiar de la creatividad de la gente, aunque claro está tiene que haber algo detrás que además con los nuevos medios se hace más rico y complejo, aunque no siempre gusta a todo el mundo. Son herramientas que se pueden usar mejor y peor pero ahí están.

E.N: ¿Aspiras a vivir de tu arte? Supongo que es dificil. Máxime en estos tiempos y siendo tu ámbito todavía algo minoritario

Sarah R: Yo digo que tengo dos trabajos. El que me gusta (el arte, la música electrónica) y otro para sobrevivir. Uno le gustaría que fuera de otra forma pero es muy dificil y más ahora que el arte y la cultura parecen dejar de estar al acceso de todos.



0 comentarios:

Publicar un comentario