viernes, 14 de noviembre de 2014

“Alas” y Mijaíl Kuzmin, por Luis Antonio de Villena


Mijaíl Kuzmin (de familia altoburguesa) nació en Yaroslavl en octubre de 1872. Desde pequeño vivió y se educó en San Petersburgo, primero como músico, asistiendo a la escuela de Rimsky-Kórsakov. Luego -amante del mundo clásico- se dedicó a la literatura, viajando a Egipto, a Grecia y a Roma. Kuzmin será notorio por su estilo moderno (que le acerca a los simbolistas y a los acmeístas) pero más claro, pues amaba la claridad en el arte y escribió algún texto teórico al respecto, muy respetado por Mandelstam… En 1906 comenzó a publicar en revistas sus “Canciones alejandrinas”, primeros poemas algo narrativos de contenido homosexual en la literatura rusa. Su primer libro fue “Redes” de 1908. Aunque su gran éxito llegó al publicar ese mismo año una novela corta, “Alas”, donde narra en cortos capítulos, más bien escenas muy bien logradas, la atracción homosexual entre el joven y atractivo Vania y un inglés, medio ruso, Shtrup que vive en San Petersburgo, pero es rico, viajero y esteta. Casi la mitad de la “nouvelle” sucede en Italia, en un ambiente finisecular fuertemente cultural y esteticista. El joven Vania se irá con Shtrup que ya ha tenido otras historias, sugeridas, como la del también joven y guapo criado Fiódor… (La novelita, inédita en español, acaba de ser traducida en México, por la editorial Quimera). Esta obra marcó la fama y el malditismo esteticista de Kuzmin. Escribió otros relatos como “La vida maravillosa de Cagliostro” o “El ángel guardián”. Su edición en 1921 de las “Canciones alejandrinas” -escritas años antes- fue el único libro con referencias homosexuales, aunque fuera en la Antigüedad, al modo de las “Canciones de Bilitis” de Pierre Louÿs, que amparó la Revolución Soviética, que dejó a Kuzmín en un rincón, dedicado a traducir obras de Shakespeare, hasta su muerte en Leningrado en marzo de 1936, con 63 años. Ana Ajmátova lo simpatizaba muy poco y en su “Poema sin héroe” lo saca como “Cagliostro”… Su último libro de poemas publicado fue “La trucha rompe el hielo” en 1929.  Kuzmin vivió con Serguei Sudekin (aunque este estaba casado) desde 1908. En 1909, Konstantin Somov pintó su retrato más conocido. Es un escritor más que notable, redescubierto con la lógica sorpresa en la Rusia postsoviética. “Alas” es, desde luego, una novelita espléndida. Se le puede vincular con Oscar Wilde, pero no con Kavafis (pese a su gusto inicial por Alejandría) pues nunca conoció su obra




0 comentarios:

Publicar un comentario