sábado, 25 de octubre de 2014

Fotografía digital

FOTOGRAFÍA DIGITAL



Sentada en un banco en la sombra,
en la plaza empedrada de la iglesia de San Demetrio,
en Sliven, mi сiudad, mi paisaje genético,
siento el sol y el aguacero
de lo que ya ha pasado, de lo que pasará.
Aunque nunca pudo ser pronunciado mi amor
y tampoco mi amargura,
las nubes, los árboles, las blancas paredes de las casas de antaño,
los nuevos edificios de cristal y plásticos inteligentes,
las pequeñas flores que burlan el pavimento,
los sobresaltados pájaros del horizonte,
los transeúntes y los ausentes
silabean su fervor sin darse cuenta.
Solo que la piel de la vida y de la muerte se eriza.
Y entonces, el aire sopla levemente
y apacigua el paisaje.




©Zhivka Baltadzhieva, Sofia, Bulgaria
                



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Reseña de "Muchacha Blanca", por Luis Enrique Ibáñez, en español y en búlgaro

  Recientemente publicamos la traducción de "Бяло момиче" de Vladimir Sabourín al español. Se trata de una edición bilingüe búlgar...